Fraternidad Internacional de Hombres de Negocio del Evangelio Completo
Videos de la XXX Convención Nacional de El Salvador - 17, 18 y 19 de Octubre del 2013
Países   La Visión   Testimonios   Mas Testimonios   Contactar

LO QUE SE VIENE
Publicado 21/12/2011 por Hacia La Cima 777

Ester 4:12-14 "Cuando Mardoqueo se enteró de lo que había dicho Ester, mandó a decirle: No te imagines que por estar en la casa del rey serás la única que escape con vida de entre todos los judíos. Si ahora te quedas absolutamente callada, de otra parte vendrán el alivio y la liberación para los judíos, pero tú y la familia de tu padre perecerán. ¡Quién sabe si no has llegado al trono precisamente para un momento como éste!". Éste es un mensaje espiritual profético. Vos tenés que abrir tu espíritu para que Dios le imparta a tu espíritu. ¿Cuántos queremos capturar lo que se viene? Cuando se venga lo que se viene, yo estaré listo para tomar mi bendición. Será tan grande lo que va a suceder en los próximos tres meses, que voy a ser bendecido y a bendecir mi casa. Lo declaro en el nombre de Jesús. Tenemos la historia de Ester, son diez capítulos, es extraordinaria la historia. Hay un rey muy poderoso, un rey medo-persa que hace seis meses está de fiesta, toman vino, bailan, seis meses, cuando están todos borrachos manda a llamar a la esposa, a la reina para presentársela a todos los compañeros. La mujer dice: ni loca yo voy a ir, están todos borrachos, qué se piensan, yo no voy a ir de ninguna manera, los consejeros lo agarran al rey y le dicen: Rey tenés que echar a tu esposa, porque si ahora todas las mujeres del reino se enteran que no te obedeció, se va a armar un gran lío. Te recomendamos que escribas un edicto donde digas, que todas las mujeres del reino se sujeten a sus maridos, y el rey dijo vamos a hacer eso y escribió un edicto que decía:" todas las mujeres deben sujetarse a sus esposos". La reina es destituida y Ester, una joven judía, se postula como candidata a ser la próxima reina. Dice que elije a las cuatrocientas mujeres más lindas de todo el imperio, ella era judía, el primo de Ester se llamaba Mardoqueo, la agarra a la chica y le dice; vos tenés que presentarte para que te elijan como reina, y dice la Biblia que durante un año estuvo preparándose para ser elegida la próxima reina, porque ella tenía que prepararse según el protocolo del palacio. Y acá está lo primero que te quiero decir: Cuando Dios te va a introducir en el palacio, en el lugar de tus sueños, lo primero que Dios va a hacer, es cambiar tu mentalidad de pueblo, por una mentalidad de palacio. Lo primero que Dios va a hacer es cambiar mi mentalidad de pueblo, por la del palacio. Nosotros somos producto de nuestra cultura, cultura son "creencias y valores que nos enseñan" y hay un libro que se los recomiendo se llama "El subdesarrollo está en la mente" y el doctor Harrison prueba que la pobreza de nuestros países es por nuestra mentalidad, dice, como puede ser que Suiza, un país chiquito, no tiene ríos, no tiene mares, es una potencia mundial, y nosotros tenemos todo lo que tenemos en Guatemala, y somos pobres, y él dice que el problema es la mentalidad cultural. Cuando yo leí ese libro, ahora salió uno nuevo que se llama "La cultura sí importa" y habla de cómo la cultura nos retrasa, yo me acordé cuando Dios lo llama a Abraham, lo primero que Dios le dice a Abraham es, sal de tu tierra, nosotros le decimos a los demonios sal y Dios le dice a Abraham: "sal" porque el problema no son los demonios, el problema es la mentalidad. Dios le dice tenés que salir de tu cultura. Hay cosas de nuestra cultura que tienen que ser canceladas, por ejemplo: ¿Cómo somos los guatemaltecos? Vivimos con el desarraigo, somos hijos de italianos, de españoles, un día estamos acá, otro día estamos allá, cambiamos de pareja, cambiamos de iglesia, cambiamos de amigos, somos inconstantes. Nos cuesta ponernos la camiseta. Nos cuesta echar raíces en un lugar. Porque tenemos la "mentalidad de desarraigo", nos encanta la nostalgia, mil novecientos diez, qué lindo que la pasé, somos opinólogos profesionales, opinamos de fútbol, de política, de todo. Somos chusmas profesionales nos encanta meternos en la vida de los demás. Yo estuve en Justiniano Pose, viven diez mil personas, y me sorprendía cómo todos conocen a todos, los diez mil se conocen. Sal desarraigo, nostalgia. Nos encanta el dolor. A los guatemaltecos nos encanta hablar chiquitito diosito, pastorcito, hermanito, una oracioncita, diosito santo. Y nos encanta el dolor, por ejemplo decimos: yo hermano quiero contar mi testimonio, hace siete años que tengo un problema. Si yo paso al frente y les digo: hermanos mi hija se droga, mi vida es un calvario, más de uno va a decir: qué ungido este hombre. Viene una persona y te dice, yo tengo un agujero en el zapato hace cuarenta años, pero Dios está conmigo, viene otro y dice yo tenía un agujero en el zapato, vine a Presencia de Dios, él me prosperó y ahora tengo veinte zapaterías; cuando hacemos el llamado, más de uno va a pedir que le ore el del agujero en los zapatos. Por eso la adoración, la tristeza, los mensajes que dicen, vamos a sufrir se viene el fin del mundo. Somos criticones. Lo atamos con alambre, lo hacemos así nomás, todo eso tiene que ser cancelado. Quiero decirte que Dios te va a cambiar la manera de vestirte, la manera de hablar, la manera de pensar, te sirvió para el pueblo, pero Dios te va a introducir en el palacio y Dios te va a dar mentalidad de reino, mentalidad celestial. Somos Guatemaltecos, pero nuestra primera ciudadanía está en los cielos, somos hijos del rey y vamos a pensar como reyes, yo te digo que los últimos tres meses del año Dios te va a sacar la mentalidad cultural de pueblo, por la mentalidad de príncipe. Este es un tema para incrementar nuestro liderazgo por: Corp. Hacia la Cima. www.hacialacima777.blogspot.com o www.fihnec.org o escribenos a … hacialacima777@hotmail.com o byron.g.cano@gmail.com

Países   La Visión   Testimonios   Mas Testimonios   Contactar
Publicado por: Bart De Wolf , Miembro Vitalicio del Capítulo Siete Mares de FIHNEC El Salvador.
Y les dijo Jesús: “Venid en pos de mi, y haré que seáis pescadores de hombres”. (Marcos 1:17)
Copyright © 2005-2017
Usted es libre de copiar, distribuir y comunicar públicamente el contenido de este sitio, siempre y cuando menciona o incorpora un enlace a "www.fihnec.com".
No puede reproducir el contenido para fines comerciales.
No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir del contenido retomado.
Otras condiciones mencionadas en la CC BY-NC-ND 3.0 Licencia de Creative Commons son de aplicación.
Vencemos por la sangre del Cordero y por nuestro testimonio (Apocalipsis 12:11)