Fraternidad Internacional de Hombres de Negocio del Evangelio Completo
Videos de la XXX Convención Nacional de El Salvador - 17, 18 y 19 de Octubre del 2013
Países   La Visión   Testimonios   Mas Testimonios   Contactar

Testimonio de Bart De Wolf, ciudadano Belga residente en El Salvador
Publicado 30/01/2007 por bart4jesus

Nací en Bélgica en 1966. Recibía enseñanza acerca de la religión cristiana de mis 6 hasta mis 18 años en las escuelas en Bélgica, y me preguntaba si Dios realmente existía y si el Señor Jesúcristo verdaderamente habría caminado sobre la faz de la tierra casi dos mil años antes. Pero no llegué a creer. Luego me sucedió lo que está escrito en la Biblia en la carta a los Romanos: Dios se ha manifestado a los hombres, pero no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias; por lo cual Dios los entregó a inmundicia y a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen (Romanos 1:19-28). Fui poseído por un espíritu inmundo el cual me llevó a hacer cosas cada vez más vergonzosas: tomaba casi a diario cerveca, vino y licores; usaba pastillas de codeína; al fin tomaba mis pastillas de codeina con un vaso de licor; compraba y leía revistas y literatura pornográfica; frecuentaba las prostitutas, salones de masaje y clubes eróticos; iba a ver al cine pornográfico y a espectáculos de striptease; cometía toda clase de perversidades estando yo solo en mi departamento; me puse un tatuaje de un diseño erótico. Como no creía en Dios creía en otras cosas: siempre leía mi horóscopo en el diario y en revistas; luego apareció la astrología china en los diarios; compré libros acerca de ella; de allí conocí el I Tjing y el Feng Shui; también me inicié en la practica del Yoga. Escuchaba toda clase de musica rara. Me despertaba en las mañanas con el equipo de sonido a todo dar, puesto un cd de Nina Hagen o de Deep Purple o de Sepultura, etcétera. Era una persona muy colérica, emocionalmente inestabil, facilmente deprimido, etcétera. Después de graduarme en la carrera de Licenciado en Informática en 1988 convivi durante casi siete años con una muchacha y luego la dejé. Tuve unas relaciones cortas y luego conocí a una mujer salvadoreña en una clase de Yoga en Bélgica. En julio de 1996 nos trasladamos a El Salvador. Nos casamos en El Salvador. Me enfernmé del estomago y perdí unos 20 libras de peso. Me sentía muy mal, el calor pesaba sobre mi, caminaba arrastrandome como un anciano, no tenía fuerzas en mi cuerpo. Nuestro dinero se acabó. Nació la primera niña al final del '96. Tuve problemas en mi nuevo matrimonio. Fui invitado a un desayuno de una organización llamada Fraternidad Internacional de Hombres de Negocios del Evangelio Completo en marzo de 1997. Hasta un año después fui a un seminario SAEL de ellos. Luego empecé a asistir a una iglesia. Hubo un cambio importante en mí: escuchando los muchos testimonios en esta Fraternidad y las predicaciones en la iglesia, en la radio y en la televisión, el que antes se preguntaba si Dios realmente existía ahora empezó a creer y a buscar de todo corazón Dios. Y deseché de mi vida todos aquellos vicios y creencias que le mencioné. En agosto de 1998 me desperté una noche, vi una luz blanca, en media de ella vi un brazo extendido hacía mi, y escuché una voz que me dijo: "Ven". ¡El Señor Jesús me llamó! Y me dejó un recordatorio permanente, un punto ciego en la parte inferior central de la vista de mi ojo derecho. El 18 de octubre de 1998 fui bautizado en aguas y 5 días despúes alguién oró por mi en una Convención de la Fraternidad y mi cuerpo dio vueltas en el piso y gritos salieron de mi boca. ¡Un espíritu inmundo salió de mí! Dios puso 3 coincidencias con eventos nacionales e internacionales en mi testimonio para confirmarlo. • Testifiqué en vivo en un canal de televisión de El Salvador el sábado 31 de octubre de 1998, el día que le huracán Mitch empezó a azotar al país. • Un video de mi testimonio fue transmitido por el canal de televisión cristiana Enlace-TBN desde Costa Rica hacía todos los países latinos el viernes 12 de enero de 2001, y el siguiente día sobrevino el gran terremoto en El Salvador. • El 11 de septiembre de 2001 fueron atacadas las torres en Nueva York y este mismo día nació mi tercer hijo. En cierto momento publiqué estas coincidencias en mi sitio pero a los días las miré demasiado raras y las quité. Pero el Espíritu Santo estaba obrando en mí y me dio convicción para publicarlas nuevamente y no volver a quitarlas. Unos quince días después, el lunes 11 de marzo de 2002, un hermano oró por mis ojos. Sentí un gozo que me invadió y sentí que mi ojo izqierdo se estremeció. Dos días después me di cuenta que podía trabajar en la computadora sin mis lentes. Antes veía todo 2 veces, usaba lentes con prisma para hacer coincidir las imágenes. Visíte mi sitio FuegoDelRey.org para leer detalles de mi testimonio y mucho más...

Países   La Visión   Testimonios   Mas Testimonios   Contactar
Publicado por: Bart De Wolf , Miembro Vitalicio del Capítulo Siete Mares de FIHNEC El Salvador.
Y les dijo Jesús: “Venid en pos de mi, y haré que seáis pescadores de hombres”. (Marcos 1:17)
Copyright © 2005-2017
Usted es libre de copiar, distribuir y comunicar públicamente el contenido de este sitio, siempre y cuando menciona o incorpora un enlace a "www.fihnec.com".
No puede reproducir el contenido para fines comerciales.
No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir del contenido retomado.
Otras condiciones mencionadas en la CC BY-NC-ND 3.0 Licencia de Creative Commons son de aplicación.
Vencemos por la sangre del Cordero y por nuestro testimonio (Apocalipsis 12:11)